Planificación y ahorro

Ahorrar es una forma de protegernos ante situaciones inesperadas en el futuro, como una emergencia o la cesantía, y también es una herramienta que nos puede ayudar a alcanzar una meta financiera, como adquirir un bien o un servicio sin recurrir a la deuda.

¿Qué es el ahorro?

El ahorro es una parte del ingreso que no se destina a gastos y que se guarda para alguna necesidad. Idealmente, ahorrar debe ser un esfuerzo que pueda mantenerse en el tiempo, aunque sea con una pequeña cantidad de dinero. Si tenemos la posibilidad de ahorrar, debemos hacerlo en una institución financiera regulada.

¿Por qué es importante?

EMERGENCIAS

El ahorro permite enfrentar una emergencia o una necesidad urgente sin afectar gravemente nuestra calidad de vida, lo que implica desarrollar una actitud de autocuidado y preocupación por el “nosotros” del futuro.

META FINANCIERA

El ahorro permite cumplir una meta financiera, sin tener que recurrir al crédito, o a una parte de él. Por ejemplo, unas vacaciones, una casa, un auto, un refrigerador, todos esos y otros bienes o servicios podríamos adquirirlos, o en una parte al menos, trazando un plan de ahorro que nos permita reunir el dinero que necesitamos para comprarlos, en un plazo determinado.

PENSIÓN

El ahorro nos permitirá tener una mejor pensión para cuando llegue el momento del retiro, depositando mes a mes en una AFP. En este escenario, estamos preocupándonos por nosotros en el futuro, así que ahorrar es una acción que tiene un directo beneficio cuando llegue el momento de la jubilación..

¿Cómo ahorrar?

1er PASO
2do PASO
3er PASO
4to PASO

¿Adónde puedo ahorrar?

Se debe ahorrar en las instituciones financieras formales y reguladas por la CMF o Comisión para el Mercado Financiero, para que nuestro dinero esté bien resguardado y tengamos garantías legales que lo tendremos cuando lo necesitemos. Existen varias empresas financieras reguladas, como los bancos, las compañías de seguro, las administradoras generales de fondos, las cooperativas de ahorro y crédito, varias de las cuales pueden revisarse en www.cmfchile.cl

Antes de elegir, es adecuado ver las condiciones del instrumento de ahorro que elegiremos, los riesgos involucrados y los plazos que serán pactados para recuperar el dinero más los intereses, si es que los hubiera.

¿Qué modalidades de ahorro existen?

Ahorro informal

Juntar dinero en un chanchito de greda, en un sobre debajo del colchón o en una alcancía, son todas formas de ahorrar que podrían llamarse “informales” ya que no están siendo parte del ciclo de la economía al no estar ahorradas en una institución financiera regulada, y no estamos recibiendo intereses o “ganancias” por ese ahorro.

Este tipo de ahorro informal tiene algunas ventajas: el dinero queda disponible todo el tiempo y para cuando queramos o lo necesitemos, porque lo tenemos a la mano en nuestra casa u otro lugar. Sin embargo, todo esto también puede ser una desventaja si no tenemos fuerza de voluntad para evitar sacar nuestros ahorros, o si sufrimos alguna desgracia como un incendio o un robo en el lugar donde guardamos esos ahorros. Además, nuestro dinero pierde “poder adquisitivo” por efectos de la inflación, lo que se podría evitar si lo ahorramos en un instrumento formal.

Ahorro formal

En el mercado financiero regulado, donde operan los bancos comerciales, las cajas de compensación y otras entidades financieras (www.cmfchile.cl) existen muchos productos fáciles de usar para ahorrar, incluso de forma automática directo desde la cuenta corriente. Tambien existen aplicaciones que nos permiten ahorrar y manejar nuestras finanzas. En esta modalidad de ahorro formal, nuestro dinero está seguro y puede generar intereses, así que mientras ahorramos por más tiempo, ¡nuestro dinero podría crecer!

¿Qué instrumentos de
ahorro existen?

1ero
2do
3ero
4to

Ahorrando con Tecnología

Hoy existen formas modernas que ofrecen las instituciones financieras reguladas, o ciertas aplicaciones para descargar, para ahorrar de forma más fácil.
Es posible encontrar productos ofrecidos por bancos para ahorrar de forma automática en determinados instrumentos, programando una cierta cantidad mensual desde nuestra cuenta bancaria.

Otros productos contemplan automatizar una transferencia de dinero desde nuestra cuenta hacia la institución financiera regulada que toma nuestro ahorro y lo invierte en un instrumento determinado.
Algunos bancos tienen planes de ahorro que ofrecen “redondear” una compra que hagamos, y esa diferencia ahorrarla sin que nos demos cuenta. También es posible encontrar algunas aplicaciones que nos ayudan a ahorrar controlando nuestros gastos o fijando una cantidad de ahorro mes a mes, etc.

¡Si tienen una meta financiera, los invitamos a probar nuestra herramienta de ahorro para planificarse y alcanzarla!

INGRESA ACÁ Y DESCÚBRELO